6.1.12

Trilce de Poesía # 1

Jorge Bocannera (Bahía Blanca, Argentina, 1952)



Selección de Jenny Bernal

Nada mejor que dar la bienvenida a este Trilce de poesía; encuentro y diálogo con la poesía latinoamericana, con el poeta, ensayista y periodista Jorge Boccanera (1952) . Este poeta argentino de Bahía Blanca, nos presenta a través de un lenguaje sencillo, una poesía contemporánea, cuyos componentes son elementos de la cotidianidad; no por ello, carece de riqueza poética, al contrario, su lenguaje da vida y resalta elementos visibles e ignorados. La poesía de Jorge Boccanera nos ofrece imágenes, las cuales recuerdan esa humanidad que nos convoca y en ocasiones olvidamos, a través de una mirada absoluta, transparente.
Es importante resaltar en Boccanera su sentido de responsabilidad por el oficio poético y la figura del poeta en una sociedad actual. Dirá en un conversatorio con el poeta colombiano Juan Manuel Roca para el diario El Espectador : “La sociedad pierde al poeta en la medida en la que el individuo pierde lugares de interioridad, en la medida en que lo espiritual se va transformando en una sociedad que está haciendo individuos en serie, que han perdido el sentido de la solidaridad y la reciprocidad, que no se comprometen ni con la política ni con su historia ni con su imaginación ni con sus deseos, que se los fabrican”.


POLVO PARA MORDER

III

Bésale las piernas a la poesía
aunque diga que no que aquí nos pueden ver.
Bésale las palabras hurga su lengua hasta
que abra los brazos y diga ¡santo dios!
o hasta que santodios abra los brazos de escándalo
bésale a la poesía a la loba
aunque diga que no que hay mucha gente por aquí
nos pueden ver. Bésale las piernas las palabras
hasta que no de más hasta que pida más
hasta que cante.

De “Polvo para morder” (1986)


UN HOMBRE

                                                                      a Humberto Costantini

Un hombre se me viene cayendo por la sangre
con una copa rota entre los dientes
no soy yo,
somos todos,
la soledad,
el tajo de odio en la memoria somos.

Un hombre se me viene derrumbando
por la oscura saliva del silencio,
salpicando mis ojos con antiguas cucharas,
lágrimas que él inventa cuando pisa
los charcos de mi sangre.

Un hombre se me viene cayendo por la herida.
no hagan música o fuego,
no soplen ni respiren.
quiere decirnos algo.

Hay un sur de rodillas preguntando
dónde estábamos todos,
cómo fue que dejamos crecer la indiferencia
para que de una puerta salga el enceguecido
tirando puñetazos al aire,
echando espuma por la boca.

Un hombre se me viene cayendo por la sangre
con pasos de borracho
no hagan ruido no escupan
no demoren quiere decirnos algo


De “Contra el bufón del rey” (1980)



BESOS

la vida no es
la cara ni el llanto de la cara
ni la mano ni el golpe de la mano en la cara
ni el viaje de la mano ni la estéril huida de la
cara
es el hilo de sangre que sale de tu boca.



De “Sordomuda” (Antología- 1998)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada